Qué es Ingràvita Joyas

Ingràvita, joyas de autor en estado de ingravidez

Nos lanzamos al vacío con un proyecto pequeño, de calidad y familiar. Ingràvitas, anillos y colgantes en plata de ley. Diseñados y hechos a mano por padre e hija. Únicos y auténticos.

Ingràvita surge de las ganas de crear desde la total libertad un proyecto único, propio y creativo. Que nos permite expresar nuestra esencia y nuestra pasión por la naturaleza y los pequeños detalles que se esconden en ella.

Para conceptualizar y diseñar cada una de nuestras piezas hemos vuelto a reconectar con nuestra esencia y hemos vuelto a nuestra infancia y adolescencia. Hemos recordado cuando nos perdíamos en los bosques, caíamos al suelo y las piedras arañaban nuestras rodillas. Cuando sentíamos la brisa limpia y fresca en nuestra cara al subir montañas, oíamos la lluvia caer dentro de una tienda de campaña y después disfrutábamos del olor a tierra mojada. Cuando nuestros labios sabían a salado y el sol quemaba nuestra piel. Y cuando sobre nuestra cabeza caían estrellas fugaces en una eterna noche de julio y pedíamos miles de deseos.

Para conceptualizar y diseñar cada una de nuestras piezas hemos vuelto a reconectar con nuestra esencia y hemos vuelto a nuestra infancia y adolescencia. Hemos recordado cuando nos perdíamos en los bosques, caíamos al suelo y las piedras arañaban nuestras rodillas. Cuando sentíamos la brisa limpia y fresca en nuestra cara al subir montañas, oíamos la lluvia caer dentro de una tienda de campaña y después disfrutábamos del olor a tierra mojada. Cuando nuestros labios sabían a salado y el sol quemaba nuestra piel. Y cuando sobre nuestra cabeza caían estrellas fugaces en una eterna noche de julio y pedíamos miles de deseos.

Hay amistades que ni el tiempo ni el espacio son capaces de separar. Y ahora, tras muchos años de ideas, de viajes, de sueños hemos decidido ir a contracorriente y arriesgar. Y nos lanzamos al vacío para sentir la maravillosa sensación de ingravidez. La sensación de la felicidad. Y de que algo realmente bueno está a punto de pasar.

Hay amistades que ni el tiempo ni el espacio son capaces de separar. Y ahora, tras muchos años de ideas, de viajes, de sueños hemos decidido ir a contracorriente y arriesgar. Y nos lanzamos al vacío para sentir la maravillosa sensación de ingravidez. La sensación de la felicidad. Y de que algo realmente bueno está a punto de pasar.

Y queremos compartir esas sensación a partir de nuestras joyas. Joyas que nos acompañan en el día a día, pero también en aquellos momentos especiales en los que nos queremos olvidar durante unas horas de las responsabilidades, de los horarios y de lo que todos esperan de nosotras. Ingràvita nos permite ser quienes somos en realidad y expresar nuestra esencia con ellas. 

Y queremos compartir esas sensación a partir de nuestras joyas. Joyas que nos acompañan en el día a día, pero también en aquellos momentos especiales en los que nos queremos olvidar durante unas horas de las responsabilidades, de los horarios y de lo que todos esperan de nosotras. Ingràvita nos permite ser quienes somos en realidad y expresar nuestra esencia con ellas.